Endodoncia

El tratamiento de endodoncia o también llamado tratamiento de conductos consiste en eliminar por completo el tejido pulpar o el nervio de la pieza dental cuando éste se encuentra muerto o lesionado.

Las causas más comunes de daño o muerte de la pulpa son caries profundas que no fueron tratadas a tiempo, fracturas dentarias y traumatismos como golpes recientes o pasados, situación que produce dolor, infección e inflamación.

Años atrás, los dientes con pulpas dañadas o enfermas se extraían. Actualmente el tratamiento de endodoncia salva dientes que de otro modo se hubieran perdido, prolongándole su permanencia en la boca y ello permite rehabilitarla mediante la colocación de una restauración o un refuerzo intrarradicular (perno) y una corona.

 

Desarrollado por: guzman2.net